Un día después de la reunión en la que el BCE mantuvo los tipos de interés al 4 por ciento, su presidente, Jean Claude Trichet, ha insistido en una conferencia en Frankfurt, en que la política monetaria del BCE sigue siendo acomodaticia. El presidente del BCE reitera también que la reciente volatilidad de los mercados ha aumentado la incertidumbre e insiste en que necesita nuevos datos sobre la economía antes de tomar decisiones.