El grupo japonés Toyota, primer fabricante mundial de automóviles, ha solicitado fondos al Gobierno japonés para cubrir el riesgo de crédito de su división financiera, ante la actual situación global de restricción crediticia. Así lo afirmó hoy una portavoz de la compañía, Mio Sugito, quien avanzó además que la empresa estudia solicitar fondos a los Gobiernos de otros países en los que está presente, en el marco de las ayudas ante la crisis aprobadas por diferentes estados. Sugito aclaró que Toyota Financial Services, la división financiera del grupo, mantiene negociaciones con la entidad estatal Japan Bank for International Cooperation, al objeto de obtener una línea de crédito. No obstante, la portavoz puntualizó que por el momento no se ha adoptado ninguna decisión en relación con el importe del crédito, ni sobre los plazos a establecer ni sobre la divisa en la que podría concederse.