Mientras la prestigiosa firma de joyería se desploma, la mítica marca de componentes fotográficos se dispara encabezando los avances de Nasdaq.

Tiffany se desploma un 11,25% hasta los 59,41 dólares después de recortar su previsión de ganancias para el conjunto del año, debido a que las ventas en la temporada de fiestas de fin de año se debilitaron marcadamente en EE.UU. y Europa. La compañía espera ganar entre 3,60 dólares a 3,65 dólares por acción en el año fiscal que termina el 31 de enero, lo que se compara con su guía previa de 3,70 dólares a 3,80 dólares. No obstante,

Mientras, Kodak Eastman encabeza las subidas del Nasdaq 100 con un avance del 30,24% hasta los 0,52 dólares. Al mercado le ha gustado la nueva estructura empresarial de Kodak que promete incrementar la productividad, reducir costes y acelerar su transformación en una compañía digital que genere una rentabilidad sostenible y cree valor para sus accionistas. Reducirá sus divisiones de 3 a 2. De hecho, las subidas pronunciadas de Kodak llevan al índice Nasdaq a destacar por encima del Dow Jones y el S&P con un avance del 1,11% hasta los 2.706 puntos.