El grupo de telecomunicaciones austriaco ha ganado 130,6 millones de euros en el segundo trimestre del año, un 0,2% menos que en el mismo periodo del año anterior por la caída del negocio fijo y los costes relacionados con su expansión internacional. La compañía ha realizado inversiones para prestar servicios de telefonía móvil en Serbia y Macedonia y tiene previsto hacer lo mismo en Bosnia. La facturación de Telekom Austria ha crecido un 3,3%, hasta 1.210 millones de euros, con un incremento del 4% en los ingresos del negocio de telefonía móvil, por encima de lo esperado por los analistas.