Telefónica prevé incentivar a sus directivos y empleados mediante la entrega de acciones de la compañía en concepto de retribución variable, según ha informado la empresa a la CNMV.

La compañía pretende aprobar en su próxima Junta de Accionistas, que se celebrará el 17 de mayo, un plan dirigido únicamente al equipo directivo por el que cerca de 1.900 dirigentes recibirían un máximo de 450 millones de euros en cinco años en tres ciclos que comenzarían a ejecutarse el próximo 1 de julio, con la entrega de las acciones que correspondan a partir del 1 de julio de 2014.