En una joornada en la que el sectoraial bancario italiano acumulaba pérdidas de hasta el 8%, el regulador alpino ha decidido suspender de cotización a los principales bancos italianos.
 Unicredit, Intesa San Paolo, Banca Popolare di Milano y Unione di Banche Italiane han sido suspendidos de cotización por el regulador italiano en una jornada en la que los inversores han mostrado pánico y los stops han comenzado a saltar como trampas de ratón. Unicredit e Intesa San Paolo registraban pérdidas de hasta un 8% tras conocerse ayer que la agencia de calificación Moody´s podría bajar la calificación a 16 entidades italianas. Otros bancos perdían en el entorno del 3%.

Todo esto ha provocado un brusco giro en el selectivo milanés que ha arrastrado al Ibex, índice que comenzaba la jornada en positivo; hasta un punto porcentual llegaba a repuntar el parqué madrileño