El Gobierno suizo revisó hoy a la baja, del 1,5% al 0,9% la previsión de crecimiento de su economía para 2012 por la ralentización de la recuperación mundial y la fortaleza del franco, que frena las exportaciones.

La Secretaría de Estado de Economía (SECO) informó de que la falta de soluciones políticas claras al problema de la deuda soberana en la zona euro y su impacto en los mercados bursátiles han resultado en una pérdida de confianza y en un frenazo económico.

"Los indicadores de la economía real no han escapado a esta influencia", explicó la SECO, que subrayó la pérdida de confianza en empresarios y consumidores, pero destacó también que los sectores exportador e inversor suizo, los grandes motores del producto interior bruto (PIB) de este país, siguen mostrando solidez.