El desempleo en la mayor economía de la zona euro subió por sorpresa en octubre, algo que no ocurría en más de dos años.
En concreto, el número de personas fuera del mercado laboral subió en 10.000, hasta una cifra total de 2,940 millones, según ha informado hoy la Agencia Federal de Empleo. La tasa de paro ajustada subió una décima, hasta el 7%.

Los datos han sido peores de lo previsto. Los analistas esperaban que el desempleo bajara en 10.000 personas y que la tasa de paro permaneciera estable en el 6,9%.