El fabricante holandés de automóviles deportivos Spyker trasladará su producción de Holanda a Reino Unido, lo que supondrá el despido de 45 trabajadores, según informó la compañía, que aseguró que esta decisión servirá para reducir costes y mejorar la eficiencia productiva.