La firma estadounidense Standar & Poors ha rebajado la calificación crediticia de la deuda a largo plazo de la alemana E.ON que pasa a 'A' desde 'AA-', así como de sus obligaciones a corto plazo que pasa a 'A-1' desde 'A-1+', aunque mantiene la perspectiva 'estable'. "La rebaja en los 'ratings' de E.ON refleja la nueva estrategia anunciada por la compañía en mayo, con un crecimiento de las inversiones", dijo el analista de crédito de Standard & Poor's, Amrit Gescher.