La agencia de calificación crediticia Standard & Poor´s (S&P) no descarta realizar en 2010 más acciones negativas sobre los ratings de los gobiernos regionales y locales de España, puesto que son las peor posicionadas de cara al próximo año, junto a las de Rusia.