Muestro un estudio de comportamiento entre el Índice de sorpresas económicas elaborado por Citigroup y el EUROSTOXX50.

Nótese que en los últimos años cuando el indicador revierte desde zonas superiores a 50, siempre tiende a niveles negativos en el medio plazo (los analistas y gestores han estado sobrestimando el ciclo económico y tienden a producirse sorpresas económicas negativas en el medio plazo)

En el análisis inferior estudiamos las reacciones del EUROSTOXX50 a las pérdidas de tendencia alcista en el indicador.

Conclusiones:

1) Cuando el indicador pierde la tendencia alcista, el EUROSTOXX tiende a experimentar un comportamiento lateral/bajista durante más de 7 meses (2 de 7 veces sólo 3 meses)

2) Cuando el indicador pierde la tendencia alcista, el EUROSTOXX tiende a caer más de un 20% desde el máximo previo- máximos mayo 3670 puntos- (2 de 7 veces sólo cayó un 10%)

3) Cuando el indicador pierde la tendencia alcista, el EUROSTOXX tiende a limitar el potencial alcista (tras las pérdidas de tendencia las subidas máximas del EUROSTOXX fueron del 7%)

Si tenemos en cuenta que la señal bajista se ha producido en los máximos de mayo (3670 puntos) y que los máximos de 2015 se encuentran a un 4,5% de subida de esos 3670 puntos, intuiríamos que el EUROSTOXX ha podido iniciar un tramo lateral/bajista de varios meses con un potencial máximo de subida en los máximos de 2015. Es decir, las subidas estarían limitadas en el medio plazo y el potencial bajista sería mucho mayor.