La cadena de supermercados minorista francesa cae con fuerza tras lanzar un profit warning para los resultados de este año, y ya van dos anuncios este 2011.


Carrefour
vuelve a recortar sus previsiones de beneficios este año y ya van dos profit warning en tres meses. Ahora prevé una caída en su beneficio operativo de 2011 del 20%, frente al descenso previsto en agosto del 15%, según un comunicado del propio consejero delegado del grupo, Lars Olofsson.

Su expansión en emergentes no compensa la debilidad del consumo en Europa, su principal mercado.

En el tercer trimestre las ventas de Carrefour alcanzaron los 22.800 millones de euros, en línea con lo esperado por el mercado, pero por debajo de los 25.600 millones contabilizados en el mismo periodo del año anterior. En Francia sus ventas bajaron un 2,3%, y un 2,2% en el resto de Europa occidental.

Este recorte de números está siendo penalizado con una caída del 4,83% hasta los 17,045 euros en el CAC parisino. Además, Carrefour también encabeza los descensos en el EuroStoxx 50. De hecho, es el segundo valor más penalizado dentro del índice compendio europeo desde que iniciara el año. Se deja ya más de un 46% de su valor en Bolsa desde el 1 de enero, y un 57% en un año.