La firma automovilística checa Skoda, perteneciente al grupo alemán Volkswagen, tiene el objetivo de cerrar el presente ejercicio con una cuota de mercado en España del 2%, lo que supondrá alcanzar un volumen de ventas cercano a las 18.000 unidades, según informó hoy la directora a de Marketing de Skoda España, Laura Ros. Ros, que hizo estas declaraciones durante la presentación internacional de la nueva carrocería Combi del Superb, explicó que, durante los nueve primeros meses del año, la firma checa ha logrado una penetración del 1,93%, "lo que está en línea" con el objetivo de cerrar 2009 con una cuota del 2%, sobre un mercado que según sus previsiones iniciales rondará las 880.000 unidades este ejercicio.