El director general de Skandia España, José Ramón Morso, atribuyó hoy la desconfianza del inversor español a la colocación de productos de los bancos, que asesoran "en función de sus resultados y no atendiendo a las necesidades reales de sus clientes".