El Ibex 35 despide la sesión ligeramente en positivo. A pesar de permanecer toda la sesión titubeando entre terreno positivo y negativo, ha bastado la apertura de Wall Street para que el selectivo español cierre con subidas del 0,08% en los 8712 puntos. Lo hizo después de que S&P decidiera poner en revisión el rating de quince economías de la Eurozona y con la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, de cambio de los tratados de la UE. Las prima de riesgo española bordeando los 300 puntos básicos con un euro que se mantiene en los 1,34 dólares.
La nota negativa de la sesión la dio S&P al poner en revisión el rating de quince de las economías de la Eurozona, algunas incluso con triple A, y poniéndolas en perspectiva negativa. Los recelos entre los líderes europeos se han hecho evidentes por considerarla una decisión “más política que económica” y teniendo en cuenta que este próximo viernes se da por hecho que, al menos las bases para la recuperación de Europa, quedarán sentadas. El punto y final lo ha puesto el presidente del consejo europeo, que ha hecho llegar a los líderes europeos su propuesta de cambio de tratado y la unidad fiscal. Unas declaraciones a las que además se une la posibilidad de un eurobono “a largo plazo” con la propuesta de préstamos bilaterales con el FMI.

Los mercados reaccionaron pero, eso sí, de forma dispar. Mientras el Ibex 35 consiguió cerrar en positivo – subidas del 0,08% que le llevaron a los 8712 puntos- el resto de índices bursátiles del viejo continente no lo consiguieron. De hecho, el Eurostoxx cerró con caídas del 0,2%, el DAX se acercó al punto porcentual de penalización en tanto que el CAC-40 recogió pérdidas del 0,3%, en torno a los 3190 puntos.

Entre los valores que apoyaron la subida del selectivo español, los financieros. Banco Sabadell subió un 1,61% y cerró en los 2,71 euros. BBVA elevó en un 1,2% el precio de su cotización, en los 6,71 euros. Banco Popular elevó en algo más de un punto porcentual su beneficio mientras que Banco Santander cerró con subidas del 0,7% que le llevaron a los 5,97 euros. Bankinter sumó un 0,3% y marcó en los 4,38 euros su último movimiento.

Una revalorización que mantuvieron, a medias, los pesos pesados. De hecho, mientras que Repsol subió un 0,28% y marcó en los 5,97 euros su último precio, los títulos de Telefónica recortaron un 0,19%, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 14,09 euros.

Las mayores caídas de la sesión se las apropiaron ArcelorMittal, peor de la sesión al perder un 2,89%, e IAG que marcó en los 1,79 euros su último precio. Mediaset cerró el podio de los "más perjudicados" al contabilizar pérdidas del 2,17%, hasta los 4,49 euros.