Segundo día de caídas en las plazas asiáticas. El Nikkei cerró la sesión con pérdidas del 1.7%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 8.944 puntos. Un comportamiento que se repitió en la mayor parte de las plazas de la región.

Segundo día consecutivo de caídas en la Bolsa de Tokio. Tras haber llegado a perder cerca del 4%, al cierre de la sesión el índice Nikkei redujo los descensos al 1,7%, hasta los 8.944,48 puntos.

El segundo indicador, el Topix, que reúne todos los valores de la primera sección, también cayó menos que ayer. En concreto, cedió el 1,6%, a 770,39 enteros.

Por su parte, Hong Kong se anotaba caídas que rondaban e 6% a media sesión, mientras que Shanghai perdía alrededor del 1%. La única excepción era la plaza de Sídney, que le dio la vuelta a la tendencia y ganaba 0,5% bien avanzada la sesión.