La división de energía de la firma alemana ha recibido pedidos para la fabricación turbinas de viento en EE UU por un importe de 600 millones de euros. En total se instalarán 250 turbinas repartidas en Notario, California, Oklahoma, Washington y Wyoming.