El gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, ha indicado que el banco central seguirá adoptando una postura de cautela hasta que desaparezca la incertidumbre sobre las condiciones económicas y de los precios. El gobernador reitera que los riesgos bajistas para la economía japonesa están aumentando debido en parte a la escalada de los precios de las materias primas y los riesgos de recesión en Estados Unidos. Sin embargo, Shirakawa también dijo ante una comisión parlamentaria que no es apropiado para el banco central tener ideas preconcebidas en materia de política monetaria, lo que sugiere que podría no haber previsto ninguna rebaja de tipos.