El Gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, dijo el martes que lo peor de la actual crisis económica y financiera parece haber pasado.  "Desafortunadamente, aún seguimos en medio de una crisis financiera sin precedentes, aunque esperamos que lo peor haya quedado atrás", dijo Shirakawa durante una conferencia celebrada en Kioto, según el discurso difundido por el Banco de Japón.  Durante la reunión de política monetaria celebrada en mayo, el banco central mejoró sus previsiones económicas generales por primera vez en casi tres años y dijo que "el ritmo del deterioro de las condiciones económicas de Japón podría moderarse de forma gradual, llevando a una estabilización de la economía".