La compra masiva de deuda española por parte de los bancos tiene el riesgo de configurarse como un círculo vicioso que, en caso de explotar, podría hacer temblar los cimientos de nuestra economía.


Recordemos que las grandes entidades financieras del país, BBVA y Santander, acumulan una cartera total de deuda española de 120.000 millones. El riesgo de caída del valor o de que suceda la situación más indeseable de estos tiempos, una quita, podría hacer que sus carteras perdieran valor en picado. A su vez, esto tendría su reflejo en la renta variable donde los niveles vitales para Santander serían los 3,84 euros y para BBVA los 4,36, comentan en la comunidad de Estrategias de inversión.

Usted que opina, ¿cree que la hecatombe española podría explotar por BBVA y Santander? Consulte la opinión de la comunidad de Estrategias de inversión sobre este tema pinchando AQUÍ.