El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, consideraron hoy que la aplicación de las decisiones adoptadas en la pasada cumbre de la eurozona respecto al rescate griego "es más necesaria que nunca" y mostraron su disponibilidad para garantizar que se lleva a cabo.

En un comunicado difundido por el Palacio del Elíseo tras la conversación telefónica mantenida entre ambos mandatarios, Sarkozy y Merkel expresaron su deseo, el del resto de socios europeos y el del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que se establezca "lo antes posible una hoja de ruta para garantizar su aplicación".

Además, según reza el comunicado, la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, mantendrán el miércoles sendas reuniones en Cannes (sur de Francia) con representantes de instituciones europeas y del FMI y con responsables de Grecia.

Las reuniones se llevarán a cabo en el marco de la conmoción política y financiera provocada por la decisión del primer ministro griego Yorgos Papandreu de someter a referéndum el trabajoso acuerdo logrado la semana pasada en Bruselas para salvar a Grecia del default.