El mantenimiento de la demanda no consuela a un país que ha visto cómo se disparaba hasta por encima del 5% la rentabilidad exigida a los bonos a 12 y 18 meses. El Tesoro Público ha colocado 3.158 millones de euros, dentro de la horquilla prevista, aunque lo hace a un coste mucho mayor. La prima de riesgo no se queda atrás y ha llegado a tocar los 467 puntos básicos esta misma mañana, mientras la renta variable europea pinta en rojo la sesión. Y queda por ver lo que sucederá este próximo jueves cuando toca subasta de bonos a 10 años.

La previsión, más que cumplirse, ha sido desbordada. Se esperaba un susto por parte del Tesoro Público, pero la broma ha superado el 5%, después de llevar varios días alertando sobre la impresionante subida del bono a 10 años. Se coloca  esta hora en el 6,28% de rentabilidad, con una subida del 2,8% y subiendo. Aunque esto es apartado ya del próximo jueves.

De momento, en la subasta de hoy el Tesoro Público ha colocado 3.158 millones de euros en bonos a 12 y 18 meses. La rentabilidad exigida para los bonos a un año ha repuntado desde el 3,688% anterior hasta el 5,022%. Los bonos a 18 meses no se han quedado atrás y España ha pagado hoy casi un 1,5% más respecto al mes de octubre pues el coste se dispara hasta el 5,32% frente al 3,856% exigido en la anterior subasta de bonos.

La única quizás parte positiva es que la demanda se mantiene. El objetivo del Tesoro era colocar entre 2.500 y 3.500 millones de euros en la subasta de este martes.