El director general de Saint-Gobain, Pierre André de Chalendar, inauguró hoy junto al primer ministro de Portugal, José Sócrates, y el ministro de Economía e Innovación, Fernando Texeira Dos Santos, la "mayor planta del mundo" de espejos cilindro-parabólicos destinados a la industria termosolar, para la que ha realizado una inversión superior a los 20 millones de euros, informó hoy la firma gala. La instalación ocupa 12.000 metros cuadrados y se ubica a 20 kilómetros de Lisboa, en la fábrica portuguesa de Covilis, que hasta ahora transformaba vidrio extra-claro para paneles solares fotovoltaicos.