La fabricante de los teléfonos inteligentes Blackberry se desploma después de comunicar que no alcanzará los beneficios previstos en el tercer trimestre.

La compañía reconoce que en su tercer trimestre fiscal tendrá que asumir una carga de 485 millones de dólares vinculada al PlayBook, por lo que no alcanzará su previsión de beneficio por acción (BPA) para ese período, hasta ahora estimado en una horquilla de entre 1,20 y 1,40 dólares.

Los analistas prevén un BPA de 1,19 dólares. En cuanto a los ingresos, reconoce que estarán por debajo de los 5.300-5.600 millones de dólares.

Para el cuarto trimestre, espera que estos negativos extraordinarios no le afecten, aunque asume que en el total del ejercicio no alcanzará sus objetivos, situados entre 5,26 y 6 dólares.

Las acciones de la tecnológica ceden en el Nasdaq un 8,72%  hasta los 16,96 dólares