La cervecera Heineken anunció el martes que tuvo un buen 2009 gracias al recorte de costes y a las sinergias tras la compra de Scottish & Newcastle, aunque no quiso ofrecer una previsión para 2010. "El clima económico mundial seguirá llevando a un menor consumo de cerveza en 2010", y la subida de los precios será muy inferior a la de 2009, dijo Heineken.