La actividad económica en Portugal interrumpe la tendencia a la baja que venía presentando desde septiembre de 2010.
 
 
La actividad económica en Portugal subió en febrero hasta los 2,1 puntos, frente a los 2 de enero según informó el Instituto Nacional de Estadística luso. Volvió a suavizarse el indicador de consumo privado, mientras que el indicador del clima económico mantuvo en marzo el movimiento descendente iniciado el pasado julio.