Repsol estudia emprender acciones legales contra la Comisión Nacional de Competencia (CNC) por el informe sobre carburantes, al entender que contiene graves imputaciones gratuitas que confunden intencionadamente a la opinión pública y que ocasionan un grave daño a la reputación de la empresa.
Fuentes del mercado reconocen que  la compañía ha enviado a la CNC un requerimiento de rectificación pública del citado informe, así como de las declaraciones previas y posteriores a la publicación del mismo realizadas por su presidente, Luis Berenguer.