La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años cerró hoy en el 4,41% tras bajar tres centésimas en el mercado secundario de deuda pública. De esta forma, el precio de estos bonos -que se mueve a la inversa del rendimiento- subió hasta el 97,52%. El bono alemán a diez años, por su parte, vio como su rendimiento subía al 4,11%, mientras que el estadounidense se situaba en el 3,73% al cierre de la sesión española.