Renta Corporación obtuvo un beneficio neto de 3,4 millones de euros durante el primer semestre, frente a los 'números rojos' de 7,8 millones de euros registrados un año antes.

Renta Corporación destacó que por primera vez desde el tercer trimestre del ejercicio 2007, ha sido capaz de generar un resultado positivo de 8,3 millones de euros en el segundo trimestre de 2011.

La deuda neta de la inmobiliaria se situó en 191,4 millones de euros a cierre de junio, lo que supone una disminución de un 36% respecto a los 297,5 millones de euros de un año antes.

En línea con su estrategia actual, Renta Corporación ha captado nueve nuevas operaciones en 2011, mayoritariamente edificios residenciales en el mercado nacional.