El Tesoro británico analiza diversas opciones para devolver a manos privadas el próximo otoño el banco Northern Rock, nacionalizado a principios de 2008 tras convertirse en la primera víctima de la crisis financiera en Reino Unido, según informa el diario 'The Times'. Entre las diferentes alternativas que maneja el Tesoro se encuentra la venta de la entidad a otro grupo financiero o su salida a Bolsa, y el diario apunta que los asesores externos del Gobierno aún examinan cual sería la opción más rentable para los contribuyentes. En este sentido, el periódico apunta que el Ejecutivo se habría mostrado más favorable a la venta de la entidad, ya que sería una opción más rápida, puesto que el Gobierno podría pretender reprivatizar Northern Rock antes de las elecciones generales del país y obtener el mayor beneficio posible para presentar la operación como un éxito de las políticas del primer ministro, Gordon Brown, aunque fuentes del Tesoro insistieron en que no existe minguna premura al respecto.