Royal Bank of Scotland Group ha anunciado que está cooperando con las autoridades de Estados Unidos en la investigación de su exposición a las hipotecas de alto riesgo estadounidenses. "Cooperaremos completamente con cualquier investigación, pero no podemos decir nada más de lo que aparece en el prospecto", indica un portavoz del banco. El prospecto de la entidad por la propuesta ampliación de capital de 12.000 millones de libras establece que "algunas filiales del grupo han recibido información de varias agencias estatales estadounidenses y organizaciones autorregulatorias en relación con las hipotecas y titulizaciones de alto riesgo, las obligaciones de deuda colateralizadas y los productos sintéticos relacionados con hipotecas de alto riesgo".