El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, advirtió el lunes que la capacidad para otorgar créditos de la organización podría restringirse hacia mediados de 2010 si los países donantes no proveen capital adicional.  Un comité de desarrollo conjunto del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional estima que la persistencia de la crisis financiera podría hacer que 90 millones de personas adicionales en todo el mundo caigan bajo el nivel de "extrema pobreza". Para combatir esa asombrosa estadística, el Banco Mundial está presionando de manera agresiva para el primer aumento de capital en dos décadas. No obstante, países que incluyen a Estados Unidos y Francia están resistiendo su solicitud de fondos adicionales.