El Ibex 35 ha roto momentáneamente la directriz bajista que desarrollaba nuestro selectivo español desde 2008 lo que, añadido al nuevo intento de ruptura clavicular de la formación de hombro cabeza hombro invertido, nos sugiere que en próximas fechas, manteniendo el escenario alcista, tendremos la oportunidad de testear niveles de 9000p como primer objetivo y los 9300p como segundo objetivo de medio plazo.

¿Qué ocurre en estos momentos? Pues como se puede observar en el recuadro menor del gráfico, hemos asistiendo a una ruptura enérgica de formación triangular expansiva que ha sido devuelta con un throwback carácterístico a fin de dar validez y fiabilidad a soportes, en este caso los 8400p hecho que ha ocurrido y que ahora sirve para marcar un tramo de corto plazo consolidativo antes de reanudar el escenario alcista propuesto.



Con todo ello, no nos fiaríamos de que este proceso correctivo haya terminado mientras que el SP500 no sea capaz de perforar al alza los 1670p lo que implicaría la puesta en marcha de la fase de reanudación alcista comentada.

Desde nuestro punto de vista:

La banca mediana seguirá ofreciendo episodios de alta volatilidad, debido a la cancelación de posiciones cortas, no a una entrada de capital inversor, por lo cual aconsejamos tener mucha precaución en este tipo de inversiones.

De los 2 grandes pesos pesados de la banca nacional, apostaremos por BBVA por su mayor solidez técnica y fundamental, mientras que Santander seguirá penalizando su alta exposición a países emergentes como Brasil.

De los blue Chips, Iberdrola presenta características técnicas de mantener esperando objetivos en 5 euros por acción aproximadamente.

Del resto de acciones que conforman el IBEX 35, Ebro Foods, Jazztel y DIA nos siguen pareciendo atractivas inversiones a medio plazo.