El grupo francés de distribución y lujo aumentó su volumen de ventas un 14,6%.
  
Las ventas de PPR le reportaron unos ingresos de 14.600 millones de euros como resultado de ese crecimiento superior al 14% gracias, sobre todo, al tirón de marcas de lujo como Gucci, Bottega Veneta o Yves Saint Laurent, cuya facturación aumentó un 18% hasta los 4.010 millones de euros.