Aunque son muchos los motivos que podrían darse para responder a esta pregunta, la primera de las razones es muy sencilla: África está solo al comienzo de su desarrollo económico, lo que probablemente lo convierte en el único continente que puede acelerar su ritmo de crecimiento

 Además, en la mayoría de los países africanos hay poco capital debido a que los inversores históricamente han tenido miedo a entrar en el continente. En consecuencia, los actores que saben cómo operar en este continente son capaces de disfrutar de un elevado crecimiento y de altos retornos de capital, que son los dos elementos clave que buscan las compañías. Asimismo, los riesgos inherentes al continente deberían reducirse.

Actualmente los mercados más grandes para empresas de países desarrollados son Sudáfrica y, sobre todo, Nigeria. Nigeria es una economía que cuenta con una población de 160 millones de personas y una sólida cultura empresarial. La población está creciendo a un ritmo del 2% y el PIB también registra altas cifras de crecimiento de un solo dígito.

Sin embargo, también hay otras economías que están floreciendo. Este sería el caso por ejemplo de Ghana: un territorio de 22 millones de habitantes que durante la década ha sido el país de todo el mundo que ha registrado un crecimiento más rápido y que está camino de alcanzar una situación de democracia. Para ser grande en África no hay que limitarse a un solo país, sino que es necesario estar presente en muchos países diferentes. El conocimiento local es un factor clave para el éxito.

En términos de sectores, el petróleo y los recursos naturales constituyen, evidentemente, amplios mercados en África. Sin embargo, desde nuestro punto de vista no representan las oportunidades más interesantes. Pensamos que, por ejemplo, el sector del consumo va a experimentar un crecimiento inmenso en los próximos años. En este sentido, tendría cabida citar nombres como Nestlé y L´Oreal que han anunciado amplios planes de inversión de capital en África. Además, compañías como la francesa GroupeBollore, líder en el sector de la logística en el Oeste de África, han estado invirtiendo en la región desde hace décadas y están ahora fortaleciendo sus inversiones.

Tener una trayectoria tan larga en el continente es claramente un fuerte activo para ser capaz de invertir y generar beneficios en África hoy. Las empresas no solo necesitan decidir invertir en África, sino que también han de saber cómo hacerlo.

Damien Lanternier, Gestor del fondo Agressor en Financière de l´Echiquier