Los inversores pasan factura a la rebaja de ráting, por debajo del grado de inversión, al nivel de 'bonos basura', emitida por S&P sobre Peugeot. La compañíafrancesa reaccinoa en bolsa con su mayor revés de los tres últimos meses, un 7,8%.