“ Puedo calcular el movimiento de las estrellas, pero no la locura de los hombres."
Isaac Newton


A veces el mercado nos sorprende y esta semana he visto un caso que demuestra que a veces la cordura y la honestidad se imponen en el mercado y el caso de Pescanova ha sucedido sin poder siquiera detectar movimientos especulativos previos ni repentinos incrementos de volumen previos a una noticia tan complicada como la de Pescanova, lo que significa que tanto propiedad como directiva harán lo posible para revertir la situación lo antes posible, pues sus intereses se alinean de forma clara con el resto de accionistas, por ello espero una pronta solución.

PVA ha sido la protagonista esta semana. He estado cada día de la misma observando su cotización y he observado un fenómeno que no veía desde el bloqueo alcista de Tecnocom en la burbuja de internet, bloqueo por falta de papel. Sin embargo, en esta ocasión el bloqueo ha sido bajista y el gap ha cogido por sorpresa a todos los analistas, puesto que es indudable el buen negocio de Pescanova. El mercado no nos avisó en ningún momento del suceso.
En mi opinión, ahora mismo la cotización se ha convertido en una especie de casino en el que todo es posible y aconsejar ahora es complejo. Sin embargo, no tengo dudas de que Pescanova saldrá adelante y si bien es cierto que no me gusta invertir en valores con un flujo emocional tan corrupto, creo que cuando finalice el baile, veremos el estado de Pescanova y en caso de darse, compraría sin pensarlo. Eso sí, una vez me marque el Set Up mi sistema de trading direccional, basado en una MMW 30.

El problema que veo en la compañía es simple; una posible ampliación de capital a bajos precios debido a un problema en la refinanciación de su deuda. Dicha deuda asciende a un total de 1.500 millones de € y los vencimientos para 2.013 suben por un importe total de 203 millones de €. La capitalización de Pescanova es de 283 millones de € para una cotización de 9,90€, eso implica diluir las ganancias a la mitad, lo que podría ser todavía peor en función del precio de colocación, por lo tanto creo que lo mejor es estar fuera de la pesquera siempre que siga latente el riesgo de ampliación de capital, pues no podemos olvidar que a pesar de ser una muy buena compañía, ha solicitado un concurso de acreedores.



El mercado sin embargo me ha dado respuestas. Controversia resuelta, la semana termina con el violento repunte del IBEX 35 dejando un hueco alcista importante que marcará en cierto modo la velocidad en la que los alcistas intentarán buscar los máximos relativos anteriores.

Mi operación propuesta para el SP 500, termina con un Stop Loss ejecutado y centramos la atención en la operación del Ibex 35. Las pérdidas forman parte de este negocio, y de nuestra profesión, por tanto las debemos considerar como el coste de producción del trader. Una empresa no se mide por sus ingresos, más bien por la capacidad de generar flujos de caja, es decir que cantidad de costes necesita un negocio para producir esas ventas. Como trader, necesito varios intentos para encontrar dirección o delta y cortar las pérdidas significa el coste que hay que pagar para sacar tajada del mercado.



La desafiante pauta bajista del SP 500 en forma de cuña ascendente, empieza a perder vigencia y los alcistas se han propuesto acelerar el movimiento tendencial en lo que podría suponer la ruptura definitiva de lo que hace tres años parecía impensable para el 2.013; máximos históricos en la bolsa americana. Sin embargo, los hechos están para valorarlos y no puedo negar que vender fortaleza significa un riesgo añadido, pero como decía en mi artículo de opinión de la semana pasada, la resistencia me cubre el riesgo y mi operativa me limita las pérdidas. La pérdida no forma parte del fracaso del trader, más bien creo que la pérdida forma parte del éxito. Saber manejar y controlar exhaustivamente las pérdidas es un trabajo complejo para el trader amateur y es una de las disciplinas que más enseñamos en nuestros programas formativos, asumir con normalidad la pérdida es muy complicado pero más complicado es todavía reconocer que hemos perdido en una operación. Y ciertamente, no hay trader de éxito que no tenga pérdidas, todos las tenemos y es importante no tratar las pérdidas como “el tabú del trader”. De eso se trata, de entender que en los mercados todo es posible y las estrategias de trading que permitan limitar las pérdidas e ilimitar las ganancias nos deben ocupar más que el propio análisis basado en la predicción, sin embargo como ilustro en el inicio de la tribuna, haciendo referencia a Isaac Newton, es imposible predecir la locura humana.

Cortada la pérdida del SP 500 me centro en la operación del IBEX 35. El mercado me da dirección y yo gestiono mi capital con el Stop Break Even. Una vez mi capital está en dicho nivel escalo mi posición apalancando la ganancia, escalando mi trade en 4 lotes. Cada lote es añadido en la posición mediante una volatilidad en gráfico de 60 minutos gestionando el break even para el total de la posición. Sucesivamente sigo el precio hasta los 4 lotes completos arriesgando únicamente las ganancias.

Mi trabajo está terminado, he intentado un corto en el SP y he ejecutado mi plan de trading ejecutando el Stop Loss. He gestionado la pérdida en el índice con determinación y disciplina. Ahora tengo una posición apalancada en el IBEX 35 con un riesgo controlado. Comprar en arranque a la contra, me permite buscar puntos de apoyo clave, y apalancar el trade me permite buscar un ratio riesgo/recompensa superior a 1/10. Ahora ya le corresponde el trabajo al mercado y mi trabajo consiste en ejecutar la salida con lo que llamo Take Profit.

En el gráfico adjunto muestro el rango de subida del IBEX partiendo del soporte. Sírvase el gráfico como ejemplo, pues mi operativa suele ser con futuros, sin embargo dada la importancia que tiene el contado me serviré de éste para ilustrar la propuesta de salida. En este caso, el IBEX ha subido 578 puntos y tras gestionar mi entrada en un gráfico de 60 minutos, paso a una escala temporal superior, en este caso diaria, para optimizar al máximo la ganancia. Mi sistema de salidas tendrá dos drivers, proteger la mitad de la ganancia máxima o el SAR y mi decisión partirá por quien me dé más dinero.
Como podemos comprobar, actualmente el SAR diario nos marca en 7.944 puntos y tras escalar mi entrada en 4 lotes, todavía me da pérdidas. Sin embargo, los 578 puntos máximos que he llegado a ganar, me invitan a seguir la regla propuesta y 289 son míos, el resto del mercado. Mi generosidad en el mercado es sugerente, pero el mercado me ha enseñado que si soy generosa con el mercado, él lo es conmigo en el largo plazo, por lo tanto seguiré el plan de trading y que sea el mercado quién dicte sentencia.

Ahora toca centrar la mirada en otros activos y tratar de buscar nuevas operaciones que no se desvíen de mi presupuesto de riesgo. Tengo un presupuesto del 3% diario y únicamente puedo operar si no lo cubro con operaciones abiertas con stop loss. La semana fue interesante y ahora sigo expectante el Bund cotizando en zona de resistencias cerca de máximos históricos y la bolsa americana, puesto que a pesar de que hemos ejecutado el stop loss, eso no impide perseverar en una idea que parte de una importante sobrecompra que debería ajustarse.

No importa cuando, seguiré analizando hasta ver un patrón que sea concluyente y me invite a operarlo. De momento seguiré estrechando el cerco. Hay que persistir en las ideas hasta que la idea principal deja de tener sentido y la sobrecompra sigue vigente.
Mi idea no implica necesariamente operativa, de momento observaré y esperaré paciente. El precio consume tiempo y el tiempo provoca un agotamiento psicológico que lleva a la operativa impulsiva, dicho agotamiento aniquila las cuentas de trading, impermisible en cualquier caso.