El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pide hoy a los otros líderes del G-20 asistentes a la cumbre de este jueves en Londres un "fuerte mensaje de unidad" en beneficio de la economía global. En declaraciones que publica el diario Financial Times en vísperas de la reunión del 2 de abril en la capital británica, Obama minimiza las informaciones sobre supuestas divergencias entre su Gobierno y los de las principales economías europeas: Alemania y EEUU. Al mismo tiempo, sin embargo, el político demócrata reconoce que pese a sus llamamientos a favor de medidas de estímulo económico en todo el mundo, él mismo ha tenido problemas en su propio país que pueden retrasar la aplicación de nuevas recetas de ese tipo en breve plazo.