La noruega Norske Skog, uno de los principales productores mundiales de papel de impresión para periódicos y revistas, anunció hoy que reducirá su plantilla un 9% por los efectos de la crisis económica mundial. La compañía justificó la medida, que afectará a 600 trabajadores en todo el mundo, por la reducción de la demanda de papel de impresión como consecuencia de un descenso en el volumen de publicidad y de cambios estructurales. Una de las dos fábricas de papel que su filial Norske Skog Parenco tiene en Holanda, con una capacidad anual de producción de 225.000 toneladas, será cerrada de forma indefinida.