Nokia obtuvo un beneficio neto de 601 millones de euros (833 millones de dólares) entre enero y septiembre, frente a los 622 millones de euros de pérdidas del mismo periodo del año anterior.

Las ventas netas de Nokia en los primeros nueve meses del año se situaron en los 29.795 millones de euros (41.295 millones de dólares), lo que supone un aumento del 2,7%.

Las ganancias por acción del grupo finlandés en este periodo fueron de 30 céntimos, frente a los 2 céntimos de pérdidas por título del año anterior.

Nokia cede un 2,03% en la bolsa de Dusseldorf y sube un 0,61% en el Eurex.