El éxito y el fracaso absoluto en bolsa. Eso es lo que representan Neinor Homes y Urbas dentro del sector inmobiliario español. Mientras que la primera acaba de entrar en una clara fase alcista, la otra ha tornado en todo lo contrario, de acuerdo con los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión.

Neinor Homes y Urbas son las dos únicas empresas que cambiaron ayer de ciclo bursátil, de acuerdo con este conjunto de indicadores. Mientras que Neinor Homes ha mejorado su puntuación desde 5,5 a 8,5 (con un máximo de diez), Urbas ha seguido empeorando su aspecto para pasar hasta 1,5 puntos, es decir, fase bajista.

Un comportamiento que tiene mucho que ver con su historial en bolsa.  La primera de ellas debutó a finales de marzo y en el año se apuntó alrededor de  un 10% ya que aprovechó para acudir al parqué casi en los máximos del año para el mercado español. En lo que va de año, sus acciones llevan una subida del 4% y sus perspectivas son positivas, si se tiene en cuenta la opinión de los tres analistas que cubren la compañía y que, de forma unánime, apuestan por comprar.

Las dos compañías en bolsa

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión solo destacan un punto en negativo para el valor, la volatilidad en el largo plazo, que es creciente. El resto, incluída la tendencia en bolsa en cualquier plazo es positiva.

Neinor

Urbas no ha pasado por su mejor momento en bolsa en los últimos meses. Sobre todo después de que la CNMV suspendiera su cotización el 13 de septiembre tras recibir la CNMV un documento de la Audiencia Nacional en la que se informaba de las diligencias  previas para la investigación de varios presuntos delitos, entre otros el de estafa. El pasado 29 de diciembre volvió a cotizar, aunque sin mucho éxito entre los inversores. En lo que va de año, sus acciones caen algo más de un 7,5%.

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión le dan una puntuación de apenas 1,5 en esa escala que acaba en diez puntos.  Su tendencia en bolsa, tanto a largo como a medio plazo es bajista y no hay ni un solo analista que cubra el valor.

Urbas