Que Mutua Madrileña quería deshacerse de su participación en Sacyr Vallehermoso no era ninguna novedad. Ahora bien, los motivos que le han llevado a vender el 4% de su capital social en la constructora arrojan algo más de dudas. ¿Será que Sacyr puede quebrar? Dudas, "habelas ainas".  Ya hay quien asegura que su negocio vale cero. Pero si hay algo que tienen claro los expertos es que Sacyr ha sido el gran error de Mutua Madrileña: comprar sus títulos a 30 euros para presenciar la caída libre de su cotización hasta los 4 euros.
Poco a nada tenía de secreto las intenciones de Mutua Madrileña de vender su participación en Sacyr Vallehermoso. Y al final se han materializado Goldman Sachs haya colocado el 4% de Sacyr en manos de Mutua Madrileña a 4,10 euros, es decir, lo que supone un descuento del 7% y valorar la operación en 50 millones de euros.

De este modo, Mutua Madrileña se anota unas minusvalías de 400 millones con la desinversión, de las cuales 47,54 millones aparecerán en su balance de 2010. ¿El motivo? Hay que hacer cálculos de descuento en las cuentas de este ejercicio. La venta de cada acción de Sacyr se ha hecho a 4,10 euros, un nivel muy por debajo de los 8 euros a los que finalizó 2009, por lo que la diferencia, de 3,9 euros, es la pérdida que deben asumir la Mutua.

Motivo de la desinversión: escaso atractivo de negocio… ¿en quiebra?

Una de las razones que más pesan entre los expertos ante la venta de la participación de Mutua Madrileña es la pérdida progresiva de atractivo del negocio de Sacyr. Y es que hay que recordar, explica Nuria Álvarez, analista financiero de Renta 4, que “Mutua compró las acciones de Sacyr a 30 euros y ahora tan sólo valen cerca de 4 euros”. Por ello –continúa esta experta- “quizá sea mejor salirse en este momento y asumir la pérdida del valor ante las posibles pérdidas que se puedan seguir sucediendo ya que volver a ver cotizar a Sacyr en 30 euros será bastante complicado”.

¿Será que Mutua Madrileña ve la quiebra cercana de Sacyr ó porque la aseguradora necesita liquidez? ?Desde Renta 4 no creen en ninguno de estos dos motivos para haber llevado a cabo la operación. La constructora ha sido desde hace ya tiempo un lastre para la Mutua y sus intenciones de desinversión ya eran más que latentes en el mercado. Y es que en lo que va de año, Sacyr ha sido la compañía que más se ha dejado en bolsa por la debilidad de su negocio inmobiliario. Un negocio que como explica Álvarez, “el mercado ya ha descontado lo poco que vale, cero”.

¿Qué supone esta operación para ambas compañías?

“Aunque a corto plazo puede afectar a Sacyr, sobre todo a su cotización –desde que volvió a cotizar hoy con una caída del 10%- una vez que se deshaga de la posición el riesgo de desinversión desaparece a lo que hay que sumar que aumentará su free float por lo que en la próxima revisión del Ibex35 en septiembre Sacyr podrá mejorar condiciones”, explica Susana Felpeto, analista de Atlas Capital. Y es que hay que recordar que Sacyr fue, en la pasada reunión del Comité de Análisis Técnico del Ibex, una de las candidatas a abandonarlo por su escasa capitalización bursátil. A día de hoy, explican desde Atlas Capital, “el valor bursátil de Sacyr asciende a 1.400 millones de euros, pero si recordamos que tiene un 20% en Repsol YPF, representa algo más de 4.000 millones de euros”.

En cualquier caso, la compañía presidida por Luis Del Rivero no es un valor que guste entre los brokers, “es un valor muy volátil, sólo para inversores con un perfil de riesgo”, apuntan desde Renta 4.