El banco estadounidense Morgan Stanley planea captar 2.200 millones de dólares (1.550 millones de euros) mediante una oferta pública de acciones comunes con el objetivo de satisfacer los requisitos necesarios para reembolsar las ayudas públicas recibidas en el marco del plan de alivio de activos problemáticos (TARP).
La entidad estadounidense afirmó que "a pesar de que aún no ha recibido la autorización para este reembolso" considera que tras completar esta ampliación de capital cumplirá los criterios para la devolución del capital preferente del TARP, algo que espera poder realizar antes de finales de junio.

Asimismo, Morgan Stanley expresó su confianza en que la oferta cuente con la participación de China Investment Corporation y de Mitsubishi UFJ Financial Group, que controla más del 20% del capital social del banco estadounidense.

La entidad indicó que Morgan Stanley actuará como colocador de la oferta y que el suscriptor contará con un periodo de 30 días para comprar hasta un 5% adicional de la cantidad ofertada de acciones comunes para cubrir un hipotético exceso de demanda.

Los bancos estadounidenses han anunciado en las últimas semanas diversas acciones encaminadas a captar capital en los mercados y así poder devolver al Gobierno los fondos recibidos en el marco del plan de rescate. De hecho, en el día de ayer JPMorgan, SunTrust Banks y American Express anunciaron ayer sus planes para captar capital en los mercados y devolver las ayudas del Gobierno.