La agencia de calificación Moody´s ha vuelto a saltar al terreno de juego para poner en jaque la confianza de los mercados a nivel internacional. El objeto de sus iras son, en esta ocasión, tres entidades financieras.

La agencia de calificación ha puesto en revisión para una posible rebaja los ratings de Citigroup, Bank of America y Wells Fargo.

Las razones de esta decisión, según la agencia, es para ver si los ratings de estos bancos deberían ser ajustados para eliminar "la cantidad inusual de sostén al alza" que Moody´s había asumido por el apoyo del Gobierno durante la crisis financiera.

A pesar de todo, la mejora de la fortaleza financiera de BoA y Citigroup podría reducir las hipotéticas rebajas. El rating actual de BoA es A2, el de Citigroup es A3 y el de Wells Fargo es A1