El ministro de Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez, subrayó hoy en Viena que el precio actual del crudo, en torno a los 45 dólares por barril, no satisface a "nadie" en la OPEP, donde se aspira a un mínimo de 70 dólares. Por otro lado, expresó su preocupación por el elevado nivel de las reservas almacenadas de "oro negro" en las naciones consumidoras debido a un exceso de la oferta que cifró entre 1,5 y 1,6 millones de barriles diarios (mbd).