La inflación mexicana superó levemente las expectativas en febrero debido al aumento en los precios de los productos agrícolas, como cebollas, y un alza en las tarifas de servicios básicos. El índice de precios al consumidor subió un 0,58% el mes pasado, con lo que la inflación anual aumentó al 4,83%, frente al 4,46% a fines de enero, informó el martes el Banco de México. El alza que registró el IPC superó la mediana de las estimaciones del 0,51% alcanzada en un sondeo de Dow Jones Newswires a 24 economistas.