Metrovacesa y su participada Gecina se verán mañana miércoles en la reunión del consejo de administración de la inmobiliaria patrimonialista francesa, en la que la empresa española tiene un puesto que ocupa su consejero delegado, Eduardo Paraja. Durante la reunión está previsto que se traten las diferencias que Gecina y Metrovacesa, segundo accionista de la empresa francesa, con un 26,9% de su capital, mantienen fundamentalmente sobre la conveniencia de ejecutar un acuerdo de segregación firmado en 2007, según apuntaron a Europa Press en fuentes del sector. La reunión del consejo tendrá lugar días después de que el Tribunal de Comercio de París acordara, a petición de Metrovacesa, limitar al 20% los derechos de voto en Gecina de su presidente y primer accionista Joaquín Rivero, pese a que, junto con su socio Juan Bautista Soler, controla el 31,5% de la compañía.