McDonalds planea invertir este año hasta 800 millones de dólares (unos 600 millones de euros) en Europa para crecer más rápido. Este año, asegura la compañía, invertirán tanto dinero como en el mercado estadounidense a pesar de que en el viejo continente tienen la mitad de restaurantees. El ritmo de crecimiento de la mayor cadena de restaurantes de comida rápida ha disminuido.