Másmóvil ha anunciado un Ebitda de 64 millones de euros en el tercer trimestre del año – un 86% más -  con un resultado neto de 3 millones y mejora en todas las magnitudes de la compañía “reforzando su posición como cuarto operador de telecomunicaciones en España”, reconoce la nota de prensa. Unas cifras que acompaña de la mejora de sus previsiones hasta alcanzar un Ebitda recurrente de 237 millones de euros. 

La compañía ha incrementado tanto Ebitda como resultado neto durante el tercer trimestre que deja la lectura en nueve meses con un Ebitda recurrente de 168 millones de euros y un resutlado neto ajustado de 45 millones.

Los ingresos durante el tercer trimestre fueron de 340 millones, un 21% más que el año anterior, mientras que los ingresos totales durante los nuevos primeros meses del año alcanzaron los 949 millones de euros, un 16% más que en el mismo período del año anterior. Los ingresos por servicios del tercer trimestre han aumentado un 22%  - hasta los 262 millones – mientras que en la lectura de nueve meses se han incrementado un 19%, hasta los 763 millones de euros.

Además, Masmovil Ibercom generó hasta septiembre un cash flow de las operaciones de 177 millones euros y continúa realizando un gran esfuerzo  inversor, que alcanza 108 millones de euros. Inversiones que se han destinado a su red móvil 4G con la que cubre el 85% de la población española y el despliegue de su red de fibra total que alcanzaba un total de 9 millones de hogares en los nueve meses del año. El grupo espera terminar el ejercicio con 10 millones de hogares comercializables con su oferta de fibra.

La compañía, continúa registrando un fuerte crecimiento orgánico y cerró el tercer trimestre con más de 5 millones de clientes, un 17% más que el año pasado de los 4,7 millones son de banda ancha y 370.000 de banda ancha fija.  Del total de clientes de telefónica móvil, 3,71 millones son del segmento pospago, un 14% más que el año pasado. En cuanto al negocio de banda ancha fija, la compañía contaba a finales del tercer trimestre con 370.000 clientes, un 429% más que el año anterior, de los que casi un tercio son clientes de fibra.

El ARPU (beneficio medio por usuario) facturado ponderado de los clientes del grupo durante el tercer trimestre alcanza los 15,6 euros frente a los 14,7 euros del año anterior. 

Teniendo en cuenta estos resultados, la compañía ha actualizado su previsión para el conjunto del ejercicio mejorando tanto en clientes, como ingresos y ebitda.

  • Clientes: aumento combinado neto total de líneas fijas de banda ancha y líneas móviles post-pago de 800.000 (un aumento del 60% vs la previsión anterior de 500.00 líneas).
  • Ingresos: crecimiento de los ingresos por servicios de más del 18% respecto a los 838M€ de ingresos por servicios proforma de 2016 (un aumento del 80% vs la previsión anterior del 10%).
  •  EBITDA: 235M€ de EBITDA recurrente, frente a los 119M€ proforma recurrente en 2016 (un aumento de 35M€ vs la previsión anterior de >200M€).